Yo he leído el guerrero del antifaz...

Como es bien sabido las embarazadas tienen sus antojos: helado de limón a las 9 de la mañana, fresas con nata a las 11 de la noche... etc... yo, a pesar de mi enorme barriga, no estoy preñado, pero sí, tengo un antojo. No hay nada como haber estado de baja para darle vueltas a la chorla y pensar en ciertas cosas y acordarte de otras tantas. Y qué cosas, ni más ni menos que ahora, a mis 29 añitos, me he acordado que cuando tenía 13 ¡¡¡me leí entero de cabo a rabo y de rabo a cabo el Guerrero del Antifaz!!! Y cuando digo que me leí quiero decir todos los números de la edición de 1944 a 1966.


Todo empezó hace ya unos 17 años cuando mis padres tenían un bar. Nuestros vecinos "comerciales" eran una pareja Pepe y ...ostras no recuerdo el nombre de ella... (luego le pregunto a mi hermana) el caso es que ellos tenían una lencería-perfumería y en esos meses estaban arreglando desgraciadamente su divorcio. El hijo mayor de ambos tenía unos 16 años y pasaba del tema, así son esas cosas a veces. Eso fue bueno para mi porque Pepe se iba a vivir a otra ciudad y no quería llevarse según qué muebles-artilugios-etc... Así que realizó la típica campaña "mierdas las justas". En esa campaña me llamó y me mostró tres cajas enormes llenas de tebeos, había más de 600 números. Y me dijo si los quería porque él hacía tiempo había dejado de leerles y su hijo no los apreciaba, quería dárselos a alguien que le gustasen los tebeos. Lo hizo porque por aquel entonces yo recién descubría DC y me pasaba el dia leyendo comics que conseguía de Superman y Cía, así que pensó que yo era el candidato idóneo.

Sinceramente... acepté la oferta por educación. Así que me quedé aquellas enormes cajas de comics. A los pocos dias había leído una aventura de Superman que me había dejado un mono impresionante... y no tenía nada más que leer. Así que eché un vistazo a las cajas. Había cientos de comics y todos del Guerrero del Antífaz. Me quedé muy decepcionado, a mí eso no me gustaba, que rollo, y encima, jejeje, no lo podía tirar porque Pepe aún estaba por allí y no quería que me viese o que viera las cajas. Así que aún con el mono encima me puse a leer..."vaya, el primer número mola"..." y el segundo"... y así hasta más de 600.


DE verdad, no recuerdo la mayoría de las aventuras, sólo los personajes y a su autor Manuel Gago García, pero sí recuerdo y tengo aquella "sensación" que te dejan algunos comics, una sensación que se podría describir como "geniales e impresionantes". Me llenaron muchas tardes de aventuras y buenos ratos. Yo siempre digo que no me gusta hacer reseñas, hay mucha gente que las hace y más importante aún: gente que sabe hacerlas. Pero si alguien, alguna vez, en algún lugar, por lo que sea, tiene a mano a algún número o conoce a alguien que se lo pueda prestar... que abra su mente, sea aficionado a manga, europeo o americano, y lea El Guerrero del Antifaz, porque vale la pena, es una obra maestra del tebeo.


Y aquí estoy recién salido de la baja y con el antojo de poder leerme otra vez toooodos esos números...¿porqué no los leo? Tuve la desgracia que 6 meses después "alguien" se deshizo de ellos, no sé si fue mi familia, o los nuevos propietarios del bar... el caso es que lanzaron a la basura un Picasso, un Velázquez... una obra maestra del cómic para mi ahora de incalculable valor.


Esó sí, pude leerme los tebeos días antes de que Pepe se mudara a otra ciudad y darle las gracias mientras le estrechaba la mano. Es curioso como son las cosas, al año siguiente, al año de divorciarse, él y su mujer murieron de cáncer en ciudades diferentes con semanas de diferencia. Espero que me perdone esté donde esté por no haber podido conservar aquella maravilla de colección, ya que el ser un crío por entonces no es excusa. Y es bien cierto que dicen que los cómics son un arte pero yo además digo que no por como se dibujan, guionizan, editan... sino por como algunos llegan a la gente.

5 comentarios:

Pep dijo...

Me ha encantado este post. A mi me pasa un poco como a tí, que no considero ser demasiado allá reseñando... pero sin embargo me encanta contar las "batallitas" sobre como llegué a leer tal o cual tebeo.

Además, mi padre tiene la colección completa del Guerrero y me pasé años ignorándola. El día que me decidí, me arrepentí de la de años que me había pasado sin divertirme con aquello.

Un saludo!!

Conner Kent dijo...

¡¡Seguid el ejemplo de Pep y leerlo yaaaa!!! ;)

Crónicas de Sepelaci dijo...

Uf, El Guerrero...

Leí toda la obra en una reedición que había en la biblioteca de Onda, allá por los primeros 80, y luego tengo una caja con ejemplares originales y algunas reediciones de la época de mi abuelo.

Es un tebeo muy denostado por ser de la época que es, pero precisamente por eso, por estar perfectamente definidos por su época, que se entienden perfectamente.

Todo un hito del tebeo español, que nadie debería dejar pasar.

Un saludín

Anónimo dijo...

Siendo niño compraba tebeo a tebeo hasta hacer mi pequeña coleccion del Guerrero, en un lugar de mi barrio los alquilaba alli mismo para que los leyeran, y asi sacaba unas perras para seguir comprando el siguiente tebeo, creo recordar que llegue a tener ciento y pico numeros. Ahora al cabo de los años, muchisimos mas he tenido la ocasion de releerlos otrta vez.

mesopotero dijo...

Me ha encantado el post. Yo leí al guerrero del antifaz a finales de los setenta y principios de los ochenta. Son mis tebeos favoritos de calle. Alguien podrá decir que hay muchos más perfectos formalmente pero a mí son los que me hicieron soñar en mi infancia y ahora como adulto que hace unos años que me he vuelto a enganchar a este mundillo.

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008