Los cómics de temática homosexual en el mercado español (III): MÁS MANGA

La producción de manga es tan brutal en Japón y, han llegado tantos géneros y subgéneros diferentes a nuestro páis, que era necesario hacer otro post para acabar de hablar sobre aquellos títulos que podemos encontrar en las librerias y tiendas especializadas de nuestro país.

YURI y SHOJO-AI. Fina es la linea que los separa, y de ahí que (en mi opinión) haya tenido que agruparlos bajo un mismo concepto. Así como el Yaoi trataba sobre relaciones de amor entre dos hombres, el Yuri y el Shojo-ai se centran en las que mantienen dos mujeres, lesbianismo por lo pronto. De hecho, el Yuri podríamos decir que es aquel manga de relación mujer-mujer más explícito y el Shojo-Ai al que yo he denominado más "indirecto". Ahora bien ¿porque es tan fina esa línea? Porque el manga lésbico es, la mayoría de veces, es leve y muy abierto a interpretaciones. Dando pie a pequeñas sutilezas que hacen incluso dudar al lector. A veces hasta el punto en que Naoko Takeuchi tuvo que confirmar en su obra estrella y publicada en nuestro páis, SAILOR MOON, la relación entre dos de las protagonistas, Haruka Tenoh y Michiru Kaiou.

Es más, si preguntas a los otakus sobre qué mangas Yuri se han publicado en nuestro país la mayoría no sabrían decirlo con precisión y se decantarían por Utena o incluso Miyuki-Chan in Wonderland. Utena (más conocida por tener un anime, a pesar de sus 6 tomos publicados por Norma) trata sobre una joven espadachina que pretender ganar ni más menos que como premio a Anthy Nimemiya, una muchacha que tiene el poder de revolucionar el mundo. Así pues duelo tras duelo intentará conseguir como premio a una joven cuyo corazón parece que ya le pertenece. Por otro lado, Miyuki-Chan (de las Clamp, y publicado por Ivrea) pasa más desapercibida en el aspecto lésbico: su argumento es simple y llanamente una parodia de Alicia en el País de las Maravillas donde la protagonista, en un momento de la historia, la protagonista tiene que huir de las "lujuriosas" habitantes de Wonderland.

Sin embargo, hay más Yuri y Shojo-Ai publicado en nuestro país del que pensamos. Entre dichos títulos tenemos: La Rosa de Versalles, Noir, Ranma 1/2 y (agarraos) La Princesa Caballero de Osamu Tezuka. Éste último, a pesar de ser de 1953, se basa en una historia donde la protagonista (con cuerpo de mujer) no decide hasta última hora qué tipo de sexo la va a definir debido a un error cometido por un angel que le puso corazón de hombre en lugar de mujer.



Ahora bien, siguiendo la ruta marcada, la siguiente parada nos lleva a un subgénero que podríamos llamar "el hentai del yaoi" puesto que no tiene un nombre asignado y se basa en una tipología homosexual conocida como "oso" o bears in inglés (Actualización gracias a los lectores del blog: el género es conocido como bara, que quiere decir rosa y no bear). Un tipo de manga que, por curioso que parezca, también lo podemos encontrar en las librerías y tiendas especializadas de nuestro país. A diferencia de los estilizados personajes yaoi, los osos son todo lo contrario; marcada masculinidad que se refleja normalmente en cuerpos muy musculados, o gordos, y con pelo en el cuerpo, así como el uso de barbas, perillas, bigotes, etc... Es más, este tipo de historias son principalmente de caracter sexual dejando en un mismo plano, o de forma secundaria, el argumento del que se habla, pero no únicamente como via para dicha finalidad sino para dejarnos algún tipo de moraleja por pequeña que sea. Basándonos en ese aspecto estamos hablando de recomendaciones que en su mayoría son... porno duro, hablando claramente.

Aunque en Japón es bastante productiva, aquí únicamente nos han llegado dos autores: Gengoroh Tagame y Jiraiya (así, a palo seco). A pesar de que hay autores, tanto o más populares que ellos dos, ha sido La Cúpula quien los ha escogido para publicar y muy mal no les tiene que ir cuando de Jiraiya han publicado tres tomos: Habitación para Cinco, Querido Profesor y Trío de Ases. Los tres tebeos tienen en común que son historias cortas aunque a veces con personajes repetidos que en ocasiones siguen un hilo argumental que van enlazando entre una y otra. Sin embargo, tal y como hemos comentado antes, todas y cada una de esas historias es de contenido sexual bastante explícito y siempre entre hombres grandes, fuertes, musculados y, en su mayoría, con vello. Eso sí, cabe recalcar el hecho de que el autor, de alguna forma, quiera reflejar en algunas historias que las conductas de los protagonistas son asumidas por la sociedad japonesa desde el momento en que éstos (a pesar de estar con otros hombres) a veces son hombres casados con mujeres y padres de familia, cuyas respectivas puede que intuyan algo sobre lo que ocurre.



La diferencia con Gengoroh Tagame (dos tomos publicados en España de La Casa de los Herejes) es palpable desde el principio en que ojeas el tebeo, y es que, aunque sigue las mismas pautas que Jiraiya (no digo que uno sea anterior al otro) se centra más en relaciones de Sado-Masoquismo, caracter que también aparece en la mayoría de episodios y que tampoco parece que les va mal cuando llegan ya dos tomos publicados.

En definitiva, un subgénero más centrado en el placer sexual del lector que en contar historias pero que no con ello significa que éstas sean simples o carentes de valor. No es cierto, puesto que de una forma u otra los dos autores reivindican " a su manera" un hueco en la sociedad para unos personajes algo carismáticos que además pretenden que el lector empatice con ellos sintiéndose identificado tanto en sus deseos como en sus necesidades, sexuales y de aceptación.

Aunque si bien es cierto que hasta aquí llega nuestra pequeña reseña sobre los mangas de temática homosexual, en el próximo artículo nos centraremos en los cómics de superhéroes.

Continuará en: Los cómics de temática homosexual en el mercado español (IV): SUPERHÉROES

7 comentarios:

GokuJunior dijo...

Juraría que el manga gay oso se llama Bara. O algo asín.

Abuga dijo...

Genial entrada y genial blog!!

Un saludo!!!

Paco Hernández dijo...

Goku-Sí, claro, en vez de utilizar "kuma" lo que hacen es utilizar de nuevo palabras del inglés, el bara viene del Bear. Como Beddo para cama.

Abuga-Gracias!! :)

Javier B.V dijo...

Muy buena la entrada compañero.
Un saludo!

Merrick dijo...

Buena entrada, sí señor. Reconozco mi total desconocimiento del manga gay.

Merrick dijo...

Bueno, del manga en general :-(

Paco Hernández dijo...

Javier y Merrick gracias. Pues Merrick si alguna vez necesitas alguna recomendación dímelo, que llego desde el 92 comprando manga :D

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008