¿MOLAVIAJAR? ¡MOLA!

¡Hola de nuevo! Ah, qué sensación tan agradable estar por aquí de nuevo. Ya sabéis que me podéis seguir por redes sociales (@pacohernandezs en twitter e instagram) pero qué me gusta volver, pues es aquí que comenzó todo. Eso sí, volver cuando tengo que contaros cosas que para mí son importantes y de las que debe quedar constancia, así que qué mejor lugar que mi blog. 

Hoy os vengo a hablar de algo muy especial, de una familia muy especial, de una familia que, sin comerlo y sin beberlo, ayuda a muchísima gente en algo tan importante como es viajar: la familia de MOLAVIAJAR. Aquí ya depende del punto de vista de cada uno pero hay personas, como es mi caso, para las que viajar no es tan fácil, cuesta mucho y ya ni os digo si se trata de viajes al extranjero y grandes aventuras. Es por ello que cuando sucede algo así, no sólo se convierte en un sueño hecho realidad sinó en un destino donde, pese a lo que digas, quieres que todo sea perfecto. 

(Adri, Oliver, Gosi y Daniela)
No sé os lo había dicho pero viajar, ver otros lugares, otras culturas, otras personas... y dejar, sobre todo, que la vida te sorprenda es una de las mejores experiencias que puedes tener. Eso es lo mejor, tener un itinerario, tener un destino y que algo que no esperabas suceda, algo que incluso siendo malo puedas acabar contando como anécdota y paradójicamente llegues a explicarlo hasta con nostalgia. De ahí que esté aquí hoy para hablaros de esta familia molaviajera. 

Todo comenzó en septiembre de 2018 cuando, por una serie de circunstancias y después de 10 años tuve la oportunidad de organizar un viaje, un gran viaje. Quien me conociera pensaría que iba a ir a Japón, pero no, hubo algo que me llamó más la atención y que me vino a la mente con mucha más fuerza que el país del sol naciente: la costa oeste de Estados Unidos. No preguntéis por qué ya que ni yo mismo lo sé, simplemente algo me dijo que ese era el viaje que debía hacer, como cuando decidí hacer el Camino de Santiago. Lo primero que hice fue entrar en youtube para ver videos sobre el tema, y el primer video que vi, el primerísimo de todos, fue este de MOLAVIAJAR. Os dejo AQUÍ el enlace. Era un video sobre un vuelo en helicóptero sobre el Gran Cañón. Si véis el video comprenderéis por qué se me saltaron las lágrimas

Fue así como comencé a seguir a esta familia molaviajera. Su página web (AQUÍ), su instagram @molaviajar y su canal de youtube (AQUÍ). Si su primer video lo vi a principios de septiembre os tengo que decir que estuve, ni más ni menos, que 8 meses montando el viaje. En base al presupuesto disponible y las personas que éramos, podíamos viajar durante casi un mes. 27 días en este caso. Eso requería de mucha planificación, no sólo para ver todo lo que queríamos ver sino también para contar con imprevistos. Ví muchas páginas web, muchas guías oficiales y no sólo MOLAVIAJAR. Sin embargo, os puedo asegurar que, todo y lo que ví en esos 8 meses, nadie me ayudó más que ellos, el 80% del viaje lo pude montar como dios manda gracias a sus viajes. No sólo por sus posts y sus consejos, que va, sinó porque esta familia molaviajera es grande, MUY GRANDE, y es que no sólo está formada por Adri, Gosi y sus peques, sinó por todos aquellos que han viajado acompañados de sus reseñas y que, con el tiempo, les ayudan a actualizar datos y demás cosas concretas que con el tiempo cambian, ya sea mediante comentarios o actualizando ellos mismos algunos posts con recomendaciones. Hoy, gracias a ellos, yo me considero, o me quiero considerar, un molaviajero. Por si fuera poco, les puedes enviar un correo electrónico y da igual la cantidad de trabajo que tengan, que es abrumador, la cantidad de mensajes que deben contestar, te responden lo antes posible. Y cuando me refiero a abrumador me refiero a que contestan todo y siempre. Una vez tuve programada la ruta defnitiva, allá por abril de 2019 (ya que el viaje era en agosto de 2019) me puse en contacto con ellos y les pasé mi mega excel con todo y se lo miraron de cabo a rabo y me dieron más consejos.Y todo gratis.

Ah, y encima, por si fuera poco, justo entonces, en mayo de 2019 sacaron una guía sobre la Costa Oeste, en papel...GRATIS. Me habéis leído bien, GRATIS. Los primeros miles de ejemplares (¡miles!) eran gratis, y luego los vendían a precio de coste a 7.95 (AQUÍ). Si viérais la guía fliparíais: el cariño y el esfuerzo con el que está realizada no es lo único bueno que tiene, lo maravilloso es cómo está explicada, no sólo para gente soltera como yo, sinó para familias. Qué rutas hacer, precios, consejos sobre la marcha, etc, etc. A día de hoy están a punto de sacar la de Nueva York, que pese a la crisis y pese a que llevan dos meses sin poder viajar, van a volver a sacar GRATIS. La de la Costa Oeste está a punto de terminarse de vender (AQUÍ), así que yo de vosotros aprovecharía. ¡AH, Y LOS MAPAS! ¡Joder con los mapas! En su web tenéis mapas que hacen para podéroslos descargar gratis!


Así pues, si dedico este post, si dedico este resumen es no sólo por lo mucho que me ayudaron a mí sino a muchas otras personas. Os puedo asegurar que sin sus recomendaciones no hubiera sido lo mismo, me hubiera perdido muchas cosas, hubiera pagado mucho más y hubiera llegado tarde y mal a muchas excursiones. Tampoco os engaño, no son infalibles, pero os aseguro que lo hacen lo mejor que pueden y es que las cosas cambian pero si se lo indicas actualizan la información. Esta familia molaviajera ha tenido las santas narices de dedicarse únicamente a ello, así que cada consejo, cada viaje, cada post, cada video suponen una entrega y un esfuerzo increíble. Son transparentes, no creáis que no dicen cómo ganan lo que ganan, y eso es lo que me gusta, que te animan (pero en ningún momento te obligan) a contribuir en base al seguro y poco más, y creo que lo mercen y lo merecen mucho, porque soy de los que piensan que las personas que hacen felices a los demás deben ser recomensadas de una forma u otra

Os escribo este post como todos los que os escrito desde hace ya 14 años, con el corazón. Y con el corazón os animo a que le echéis un vistazo porque seguirlos, de una manera u otra, también es una forma de viajar en muchos sentidos.

1 comentarios:

SrtaVip dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008