Los cómics de temática homosexual en el mercado español (VII): Howard Cruse

Si por algo se caracteriza el mercado americano es por el gran número de autores que se dedican a los cómics de temática homosexual y la variedad de los mismos, otra cosa es la cantidad de obras que llegan a nuestro país. Ahora bien, si de algo no podemos quejarnos es de que en nuestro país se esten publicando obras de uno de los mayores autores de comic gay por excelencia, Howard Cruse, ganador ni más ni menos que de un Eisner y un Harvey por su obra.

Cruse nos llega a España de la mano de La Cúpula, encargada de publicar Wendel, creado en los años 70 para la revista The Advocate. Wendel es una obra bastante curiosa, y no lo digo por sus ya más de 30 años sino por varias características que lo definen del resto de comics gays y que, al mismo tiempo, son parte del secreto de su éxito. Para empezar el dibujo es totalmente ameno, alejado de los estereotipos sexuales masculinos y es que la narrativa, con ciertos toques de humor, se centra más en la historieta que en la novel gráfica propiamente dicha. Las historias de Wendel narran las andanzas del personaje que lleva el mismo nombre y su pareja, Ollie. A pesar de su toque humorístico, Howard Cruse logró crear personajes bastante profundos con los que se identificaban los lectores ya que muchos eran representaciones bastante fieles de los diferentes colectivos gays que han aparecido a lo largo de la historia. Tal como he dicho, lejos del estereotipo sexual y el porno por el porno, el autor logra acercar al lector a un mundo que, en ocasiones le es desconocido.

Ahora bien, unas líneas más arriba he presentado a Howard Cruse como ganador de un Eisner y un Harvey. Bien, ganó además en Angouleme, Luchs y Comic Art gracias a una obra que también hemos visto y podemos encontrar publicada en nuestro país: Stuck Rubber Baby, o Mundos Diferentes, como se "tradujo" finalmente en España por Dolmen Editorial. A través de esta obra el autor se aleja de Wendel para ir directo al grano y meter a sus personajes en un lío de padre y señor mío. Esta vez nos habla de Toland Polk, un joven que descubre que es homosexual ni más ni menos que en un pequeño pueblo de la América profunda donde el Ku Kux Klan está más que presente. Eso sí, si por algo se caracteriza es porque el tema central del cómic es la intolerancia, ya que introduce el tema de las personas de color, asímilando la situación de éstas a la de los homosexuales en cuanto a persecución, difamación y discriminación.

Siguiendo con otros autores, y también de la mano de La Cúpula (primero a través de la revista Claro que Sí y luego por publicación propia), podemos encontrar a "Los Chicos de la Acera de Enfrente" de Robert Kirby, donde éste nos habla de Nathan, un joven homosexual que se muda a Nueva York. Si de algo tienes que fiarte de este autor es de sus historias, ya que los dibujos son bastante simples y eso nos puede inducir a que pasen desapercibidas. No cuesta nada echarles un ojo ya que son historietas bastante cortas pero muy, muy interesantes.

Sin embargo, no sólo hay dibujantes americanos dedicados a los cómics de temática gay, sino también guionistas, como es el caso de Lawrence Schimel, que ha publicado en nuestro país bajo el sello editorial Egales y, ni más ni menos, que con Sebas Martín (a quien más adelante le dedicaremos un post entero) a los lápices. Los dos nos presentan "Vacaciones en Ibiza", un cómic de 58 páginas sobre Marek, un joven que por primera vez va a Ibiza a vivir el ambiente gay de la isla en todo su esplendor.

Finalmente, en USA el mercado sí está saturado de comics con historias abiertamente sexuales parecidas al bara japonés, con autores tan representativos como Patrick Fillion, Logan, Max, Tim Fish, Dale Lazarov, etc, etc, etc... pero con la gran pega de que no están siendo publicados en nuestro país y únicamente se pueden encontrar en librerías especializadas.

Y si la aportación de los autores americanos os ha parecido interesante esperar a que hablemos de las autoras. Próximamente: Los cómics de temática homosexual en el mercado español (VIII): Autoras americanas.

4 comentarios:

Merrick dijo...

Wendel a mí no me dijo mucho, pero Stuck Rubber Baby es uno de los mejores cómic que he leído, géneros aparte. Además el dibujo de Cruse en esta obra es una virguería.
Lo cierto es que cuando te acercas a muchos cómics de temática gay, a menudo el gancho principal es el sexo, por lo que aún son más a valorar las obras que no lo necesitan para enganchar al público.

GokuJunior dijo...

¡Mi tocayo Sebas! Que tío más grande :D tengo ganas de volver a verle esta primavera (toco madera, cruzo los dedos...)

Paco Hernández dijo...

¿Vendrás al salón de Barna este año también? :)

GokuJunior dijo...

No sé, este año está más jodido que el anterior, por eso digo que toco madera, ojala que si, además este año hay otro aliciente ¡Dani irá como autor! (digo yo que lo tendrán firmando o algo)

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008