SUMMER WARS, cuando el anime se engrandece


Tengo por costumbre no perder de vista las películas de animación japonesa que salen en nuestro país y sobre todo las que recomendáis, de modo que cuando llegan épocas de sequía pues echo mano de ellas. Así pues anoche cayó "Summer Wars" del director Mamoru Hosoda, y os tengo que decir que es uno de los mejores ánimes que he visto jamás. 

Summer Wars nos narra la historia de una familia muy particular en la que está a punto de entrar un nuevo miembro: Kenji Koiso, un estudiante de secundaria adicto a las matemáticas y que durante el verano trabaja en el mundo virtual de OZ, una especie de comunidad virtual en internet. Es Natsuki Shinohara, quien para tener contenta a su abuela de 90 años, a la que prometió que tendría novio antes de que muriera, la que convence a Kenji para que se haga pasar por su novio durante las vacaciones familiares en Ueda.


Sin embargo todo se complica cuando, creyendo que era un encargo de trabajo, Kenji hackea la entrada al mundo virtual de OZ y se cuela "Love Machine", una Inteligencia Artificial creada únicamente para absorver más y más cuentas de usuarios, creando así el caos en todo Japón. Lo que "Love Machine" no espera es que Kenji cuente con la ayuda de una de las familias más populares, numerosas y simpáticas de todo japón: la familia de Natsuki.

La película lo tiene todo: una historia entretenida, amor, nostalgia, familia, cariño, artes marciales, amistad, superación, juegos de cartas, fantasía, redes sociales y una gran dosis de emoción. Los personajes son carismáticos a más no poder, absolutamente todos, además de las relaciones que los rodean que lo único que hacen es enriquecerlos. Por si fuera poco cuenta con una animación brutal, ya que se trata de la casa Madhouse, la misma que llevó a las grandes salas japonesas "La chica que saltaba a través del tiempo", de modo que tenéis una calidad asegurada, con una interpretación digital del mundo virtual que no se despega para nada y no convierte en estridente el resto de la animación. 


Es de esas películas que comienzas a verla sentado y acabas casi de pie emocionadísimo, para luego caer rendido en el sofá, abrir los ojos encantado de la vida y decir: "joder, que peliculón"


 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008