Los cómics de temática homosexual en el mercado español (I): Presentación

A pesar de que está costando que el cómic en sí sea reconocido como el noveno arte, y de que en nuestro país el mercado no está tan afianzado como en Francia, Estados Unidos o en Japón, lo cierto es que no podemos quejarnos en cuanto al volumen de obras que llegan a nuestras librerías y tiendas especializadas. En ese sentido somos unos privilegiados, contamos en nuestras estanterías con producciones tanto extranjeras como españolas de todo tipo de géneros: de humor, de terror, de superhéroes... y, también, de temática homosexual.

Sin embargo, y aunque es cierto que lo importante es llegar a una "normalidad" y una integración 100% en lo referente a dicho temas, no quiero entrar en cuestiones políticas, de conducta o postulaciones diversas que no vienen al caso. El hecho es que el cómic es un arte, y como tal se ha de explotar, experimentar y crear en todas sus facetas. Por ese motivo no podemos obviar el hecho de que la homosexualidad, ya sea como actualidad social, motivo de controversia o simplemente como exploración sexual, tiene un hueco en el mundo del tebeo como un género más.

Así pues tenemos que destacar que ahí está, tal y como debe ser, en nuestras estanterías. Puede que pase desapercibido o puede que no. Puede que no nos atrevamos a hojearlo, o también puede que no queramos verlo. Pero también puede que nos estemos perdiendo grandes historias, grandes dibujantes, grandes narradores y grandes momentos. Puede que, queriendo o no, nos estemos dejando de lado un género bastante interesante. Puede que no nos guste, o puede que sí, o puede que queramos repetir y explorar más en ese género y en esos autores. Puede que no importe nada de ello, porque son tebeos al fin y al cabo. Puede que dependa de que nos definamos como lectores de una vez por todas, independientemente de si son superhéroes Marvel o DC, Franco-Belgas o mangas. Puede que no quieras seguir leyendo este post y los siguientes, pero sobre todo puede que le estemos dando demasiada importancia a todo.

Dicho esto, largo, engorroso, pero imprescindible para que no se pierda lo que es la esencia del tebeo y los objetivos de este (ocio, conocimiento, divulgación y cultura), tenemos (creo yo) que alegrarnos de, también, ser afortunados de poder contar en nuestro mercado con cómics de temática homosexual, directa o indirecta. ¿La diferencia? Simplemente el hecho de que tenemos algunos en las estanterías que explícitamente lo son y otros cuya historia ya lo ha absorvido como algo normal y corriente que, simplemente, aporta variedad de contenido y posibilidad de explotar nuevos campos con personajes incluso ya conocidos.

¿Ejemplos de temática directa? Actualmente (y, afortunadamente, desde hace muchos años) contamos en nuestras estanterías con obras de Ralph König, o mangakas como Jiraiya así como autores españoles conocidos, como es el caso de Sebas Martín. A veces incluso ¿qué más directo que una revista dedicada a relatos e historias cortas de tebeo gay como fue en su momento la revista "Sí Cómics"? Y es una realidad, las editoriales apuestan por dichas publicaciones desde hace tiempo. Por otro lado ¿en cuanto temática indirecta? En el manga nos la llevamos encontrando desde hace... décadas, y no me refiero únicamente al género Yaoi, sino a aquellas historias en las que ya se incluyen relaciones homosexuales entre los protagonistas, sean del género que sean. Yendo más allá, al otro lado del charco, el mercado estadounidense de superhéroes está "experimentando" y cada vez más son los cómics (Ultimate X-men, 52, Batwoman, etc...) que incluyen de manera más directa y con total normalidad la aparición de personajes gays o lésbicos.

Y esto es sólo el principio, mañana más.

3 comentarios:

PAblo dijo...

Buena exposición.

Lo importante es que se tienda a esa normalización que comentas y, sobre todo, que exista una selección para que los cómics que destaquen por su calidad más allá de tal o cuál temática estén siempre disponibles.

Impacientes Saludos.

GokuJunior dijo...

Al igual que en el resto de ámbitos de la vida es importante que también en el mundillo del cómic exista esa variedad de registros y gustos y es algo que siempre he defendido al no decantarme nunca por ser un aficionado al "cómic americano", "manga japones" o "tebeo europeo". Lo grandioso del cómic es la variedad que hay en cuanto a temas a lo largo del mundo y como bien has dicho el tema LGTB no va a ser menos.

E incluso dentro del mundo LGTB hay variedad de tipos entre las historias que entran de lleno, las que lo rozan, las que lo tratan centrándose en el tema sexual (Jiraiya GRANDE en tantos sentidos), en lo social (Pedro y Yo), etc. Sobretodo me gusta que al tratarse el tema homo en varios países podemos comprobar el punto de vista y la forma de vivir la homosexualidad que hay en cada país o que el autor tiene en mente como se vive.

Tal vez algún día (espero) deje de ser sorpresa que Batwoman sea lesbiana o que haya una pareja lesbi en Sailor Moon (o creo que había dos... no sé, a la autora se le fue la olla hacia el final).

Tengo ganas de leer lo que nos tienes que contar... impaciente me quedo Paco ;)

Merrick dijo...

Bueno, por fin he sacado un huequillo para leerme toda esta serie de posts (que se me acumulan!). Al final, lo bueno es la variedad, que haya cómics dirigidos directamente al público gay (tienen interés comercial para las editoriales, y un montón de gente con ganas de leer historias con las que se identifican), y por supuesto cómics donde personajes gays formen parte del reparto sin importar sus tendencias sexuales.

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008