Muerte de un Superhéroe, una pequeña maravilla

Cuando acabé de leer el libro me sentí bastante mal porque fui duramente injusto con él al principio. Es más, a medida que iba leyendo ya iba pensando en como lo iba a poner verde por aquí, ¡¡qué error tan grande!!.


Muerte de un Superhéroe de Antony McCarten narra la historia de Donald Delpe, un chico de 14 años que se está muriendo de Leucemia, y de Adrian King, el psicólogo que lo trata. Donald se ha convertido en un chico autodestructivo, tanto con él mismo como con la gente que lo rodea (en especial sus padres y su hermano) y únicamente piensa en una cosa: perder la virgnidad antes de morir. De ahí que los padres acudan a su amigo psiquiatra, Adrian, el cual no vive uno de sus mejores momentos de su vida, a pesar de que él lo niegue.


Os aviso de antemano que el estilo del libro es totalmente diferente a todo lo que hayáis leído anteriormente, y eso es debido a que McCarten es un director de cine y escribe el libro como si de un guión-storyboard se tratase. Os aseguro que las primeras 20 páginas se me hicieron insufribles hasta que "clinc", se encendió la bombilla y me dí cuenta de cuan efectiva era la forma narrativa de este autor. MERECE LA PENA, os lo aseguro. Incluso se permite el lujo de iluminarnos al final del libro con una serie de "tomas falsas" y todo. Grandioso.


En cuanto a los personajes y la historia, no os equivoquéis. Puede parecer una historia normal, con unos personajes normales, pero llega un punto de la historia en que se hace evidente en que eso no es así. Te calan hondos, todos ellos: el padre, la madre, el hermano, el celador... De un modo u otro, de forma indirecta, McCarten convierte a los protagonistas en un pequeño virus que, cuando quieres darte cuenta, ya se te han comido el corazoncito y al final ¡¡bum!! Bum=contenerse uno las lágrimas en el autobus cuando lee.


A todo eso, lo de muerte de un superhéroe tiene que ver con Míster Increíble, un personaje de cómic que crea Donald (digno de Marvel, DC o Cool Universe y que me recuerda en cierta manera a Samaritano) en el que representa su ira y su frustración pero sobretodo su esperanza.


Al acabar el libro me he dado cuenta de que, a pesar de que a simple vista parecía una lectura de nada, poco a poco se ha ido convirtiendo en una pequeña maravilla. Y las pequeñas maravillas, como todos sabéis, merecen un hueco en la biblioteca personal de casa.

2 comentarios:

vid's dijo...

Buff, no lo conocía para nada, pero el argumento me ha cautivado, y más tus palabras de adoración por Mc Carten xd.

Apuntado queda para leerlo, gracias por la recomendación ! ;)

Anwar dijo...

Pos habrá que echarle un vistazo a ver qué tal

Saludos

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008