Del placer de leer un cómic

No es que sea poco habitual pero este mes me ha dejado un sabor de boca mejor de lo normal en cuanto a lectura de comics se refiere. Pese a todas mis quejas, las quejas de los demás y los errores cometidos por Planeta parece que las cosas van a mejor. Si bien es cierto que siguen aparecienco páginas en negro y escaneados diversos también vemos que nos deleitan con alguna que otra cosilla en cada publicación. Por ejemplo nos encontramos con la aparición de portadas dentro de cada número, algo que, personalmente, agradezco mucho porque es un deseo cumplido después de tanto tiempo. Es estupendo poder encontrarse con las portadas originales en medio de cada historia y no sólo al final del número, pero para gustos colores. Además se ha duplicado, que ya es decir, el número de artículos dentro de las colecciones. Artículos de la mano de Toni Boix (Zona Negativa), Fran San Rafael (http://heroecom.blogspot.com/), incluso hasta de David Hernando que viene ya con cierta calidad asegurada. Son interesantes pero pedir por pedir incluso hasta les diría que los hicieron un poco más complejos, pero ese ya es otro tema.
Por otro lado la calidad de las historias, a mi parecer, es excelente. Si bien me encuentro ante opiniones de otros blogueros y lectores de comics tales como "la etapa de Waid era mejor", "el dibujo de Lee era el más correcto para esta serie", etc... en mi opinión eso ya son etapas pasadas, ahora tenemos nuevos tándems de guionista-dibujante para quitarse el sombrero y con los que disfruto muchísimo. No conozco etapas anteriores, o sí las conozco pero me gustan los cambios, el caso es que me encuentro con que los superhéroes de hoy en día tiene unos "problemas" de los que antes carecían y que los guionistas muy bien han sabido encontrarles: Superman cada vez es más criticado por aquellos a los que protege, Flash ya no sabe qué hacer para proteger a su familia, la JSA pierde miembros importantes y queridos como familia que son, Spiderman las ha pasado canutas con un tio que, según él, "pega más fuerte que Hulk", y Batman irónicamente se encuentra "solo", quiera o no se sentía más apegado últimamente a su equipo ya que era numeroso y estaba más apegado a ellos: oráculo, Robin, Spoiler (que en paz descanse) y Nightwing, después no hablemos ya de los mutantes, prácticamente en vías de extinción.
Que me digan lo que quieran pero estoy contento porque cuando creía que no iba a ver nada novedoso me encuentro con crisis, guerras civiles, cuentas atrás, etc... y me gusta, me gusta mucho, quizá es la ventaja de no haber leído tanto anteriormente y quizá en un futuro próximo ya lo habré visto todo y cualquier cómic de 24 páginas me sabrá a poco... o puede que no.
El hecho es que esta semana he disfrutado, como nunca, leyendo colecciones de cómics. Me he dejado dinero, mucho dinero, tanto como nunca antes había gastado pero ha valido la pena. He disfrutado igual que cuando ves tu película favorita tres veces en el cine o escuchas esa canción del momento hasta que te cansas o se gasta la batería del mp3. El cómic es un arte comparable a la escultura o al cine y como tal te permite ciertos niveles de satisfacción, todos ellos viene de los resultados obtenidos al mezclar diferentes estilos, dibujantes, corrientes, etc.. de un modo tan amplio que hay gustos y categorías para todo el mundo, sería difícil encontrar algo que no te gustase.
Esta semana con Crisis Infinita, Proyecto Omac, Sacrificio y el tomo 10 de Batman me ha pasado algo que sabía que podía ocurrir pero que dificilmente se encuentra hoy en dia, y es que leyendo esas colecciones mencionadas un par de lineas más arriba cuando llevaba un número determinado de páginas me he dado cuenta de que estaba aguantando la respiración, estaba tan emocionado y tan sumergido en la lectura que, al igual que sucede en el momento de mayor suspense de una serie de televisión o una película, había olvidado todo lo demás. Es entonces cuando dejas atrás las páginas en negro, los precios caros, los malos rollos y descubres y recuerdas cual es el veradero placer de la lectura.

6 comentarios:

Dianoia dijo...

Muy emocionante tu entrada de hoy, Conner. Desde luego, esos momentos de los que hablas al final son los que le dan sentido a todo este rollo de los tebeos...

Civ dijo...

Coincido con Dianoia, emocionante post en el que te ha salido ese amor por los tebeos que tenemos algunos y que a la genete de a pie le resulta tan difícil de entender. Y lo mejor de todo es disfrutar de tantos géneros y estilos diferentes: un día DC, otro König, otro Tomás el Gafe... Una gozada.

Batman #10 muy bien, con decirte que yo lo estoy leyendo poquito a poco (a 24 pags diarias) para que me dure más...

El Tete dijo...

Pues a mí el mayor placer que he tenido últimamente leyendo ha venido de la mano de los Green Arrow de Norma. Estoy tirando de atrasados, necesito ponerme al día :-(

Conner Kent dijo...

dianoia, y tanto, estoy harto de tanta queja y tanta puñeta el que quiera que lo compre aquí y el que no en Previews y yastá
Civ, si, tio, mezclar los diferentes géneros en una misma tarde es genial.
Batman 10, de lo mejorcito que he leído nunca, la parte con nightwing te va a encar, echarás alguna sonrisilla :)

Conner Kent dijo...

tete has leído el de cuanto GA intenta recuperar "su legado"? ufff, es una historia muy muy buena

El Tete dijo...

Joer, pues a mí ese tomo precisamente me parece de los más flojos. Claro que, después de Carcaj y El sonido de la violencia, cualquier cosa es floja en comparación :-)

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008