Trailer, enemigo mío...

En 2006, durante el estreno de Superman Returns todo cambió para mí. Desde el momento en que supe que habría un nuevo film aquello fue toda una odisea y una carrera contrareloj en busca de cualquier, foto, dibujo, loquefuera de la nueva película. También fue mi perdición. Vi tanto y sabía tanto que cuando llegó el momento apenas nada me impresionó. Dejando aparte lo buena o mala que fuese, no me impresionó nada, porque casi lo había visto todo. Desde entonces apenas veo tráilers de películas. La gente que me conoce sabe que únicamente veo uno, y gracias.

Y es que es así como debería ser, almenos en mi opinión. Parte de la "magia" del cine consiste en que cuando estás en la sala no eres el dueño de la película. No puedes pararla, no puedes subir el volumen y mucho menos rebobinarla. Cuando hay una escena de suspense, una de terror o de asco infinito tus opciones son: salir de la sala, taparte la cara, girar la cara o mirar. Durante el tiempo que dure la película vas a tener que atenerte a algo tan simple como que no estás en tu casa. Por esa razón me pareció tan grande Scream y Scream 3 (la dos, aparte de ser mala es que no fui a verla al cine). En Scream 3 estaba tan convencido de que la protagonista iba a morir que menudo rato me hicieron pasar. Al salir de la sala la emoción que había vivido no hubiera sido la misma si hubiera sabido cosas de antemano, leído spoilers o simplemente haber podido parar la proyección para ir al lavabo.

Parte de esa emoción se siente gracias a las sorpresas que te depara la película, ya sean argumentales o visuales. Desde Superman Returns me niego a ver más de un trailer, es más, he ido a ver películas tales como Iron Man y otras sin ver más que un simple póster y ni una puñetera foto. A ver, es inevitable encontrarse en ocasiones con algun póster promocional o foto si te la plantan delante, pero tenéis que admitir que somos nosotros los que buscamos como locos.

El problema de la era de la información es que todo está a nuestro alcance, y creo que trailers de 4-6 minutos (el de Thor no?) no benefician en nada. Soy como la novia virgencita que se reserva para "su día especial", el día de mi boda con Thor será el dia que vaya a verla al cine, me podrá gustar o no la ceremonia pero si tengo que ver una escena acojonante prefiero que sea allí, donde no pueda hacer nada ni gritar "joder que pasada!" (podría pero no estaría bien).

Y lo mismo sucede con The Walking Dead. ¿Has visto las fotos? NO. ¿Has visto los 20.000 trailers que hay? NO. ¿Has visto el capítulo que ya han subido antes del estreno? NO. Sería como ahorcarse antes de tiempo. No, no y no. El día siguiente a su proyección ya me lo descargaré y os puedo asegurar que me voy a rodear de Coca-Cola y pipas, al perro lo mandaré a su cuarto para que luego no tenga pesadillas, pero me reservo para que, en los supuestos 40 minutos que dura el episodio, pase un rato inolvidable (o no).

Os puedo asegurar que desde que hago esto disfruto mucho más del cine, independientemente de si la película es buena o mala pero me niego a perder una media de dos horas de mi vida (que encima pago junto a palomitas y chuches) para entrar en una sala, que apaguen las luces y saber qué va a ocurrir o cual es el argumento. ¿De que nos sirve ir a ver al cuentacuentos si ya sabemos de qué va la historia? ¿Si ya sabemos cómo la va a narrar y qué giros tendrá? Menos trailers y más cine. Aunque para mi, adelantar 4 minutos enteros de una película me parece más una violación de la magia de la gran pantalla que una campaña promocional.

9 comentarios:

SaMtRoNiKa dijo...

Pues tienes toda la razón, yo intento no hacerlo tanto porque siempre pasa lo mismo, llevas dos años esperando una peli, te enseñan teasers, trailers, millones de fotos, hacen fiestas, entrevistas, montón de publicidad viral y luego... piensas que te han tomado el pelo o que no sabes apreciar el arte xDD voy a probar tu técnica, con lo bonito que es llegar virgen a las series o películas!! jeje de hecho me lo paso mejor viendo cosas japonesas que total nose de que van y luego me sorprenden con sus paranoias^^

gracias por la reflexión :3

saludos!

Daniel dijo...

Me has convencido. Tiene pinta de que lo que describes sea lo que voy a hacer con la nueva peli de Green Lantern. Nada, nada, a mantener la intriga. ¡No más trailers!

Yota dijo...

Cuanta razón. Cada vez que pienso lo que tuvo que ser vivir en 1988 e ir al cine a ver Alien con la única referencia de un poster con un huevo amorfo.

Ufff, que subidón.

Goku_Junior dijo...

Cuanta razón tienes. Anda que no hay por ahí trailers destripa películas. Mi punto de inflexión fue una película de Nicole Kidman que en su momento me gustó bastante, hacía de traductora de la ONU (no recuerdo el título). Pues hay una escena en mitad de la película donde la tensión se puede cortar con el dedo, buenísima y todo ocurre en un autobus. En cuanto bajan (SPOILER) el autobus explota y casi se lleva por delante a la protagonista(SPOILER).

Cual es mi sorpresa que al llegar a casa y encender la tele en el anuncio de TV lo primero que sale es el autobus explotando. FLIPÉ. Desde ahí intento leer alguna sinopsis o poca cosa de las películas que quiero ver y ya esta.

Ah! y luego están los trailers engañosos donde te muestran una película como comedia o drama y al final es totalmente lo contrario dejándote con poker face! xD

Slade dijo...

Te doy toda la razón, es mas hace un tiempo dejaste caer algo sobre este y desde ese momento he ido provandolo y si da resultados.

Pero en ocasiones es imposible no ver un trailer o un poster promocional, porque es que te lo ponen hasta en la sopa.

Conner Kent dijo...

totalmente de acuerdo con vosotros, no sólo te revientan la peli sino que el trailer la dirige en la dirección que ellos quieren. Un ejemplo es la joven del agua, que la pintaron como una peli de terror pero luego resultó ser un cuento de hadas

Angel "Verbal" Kint dijo...

la verdad es qada vez intento aislrme más para disfrutar de las películas...con Superman returns me pasó como a ti...en el cine todo me sonaba...incluso habíamos visto la escena del avión y aquella que superman se cambia en el hueco del ascensor...y claro poco nos sorprendió...
y claro, luego están los trailers que te desvelan toda la película...quién coño los hace...el de la competencia?


saludos

- YOGUR - dijo...

¡Y que bien que haces! El factor sorpresa se ha perdido con tanto spoiler (El problema es que uno es cotilla de nacimiento y no puede evitar echar un vistazo a todo lo posible XD). Que conste que luego me lo paso igual de bien que si no me hubiera enterado previamente de nada siempre que el resultado final de lo que vea me guste, claro.

Un abrazO! ;)

- YOGUR - dijo...

También es que tengo memoria de pez y luego me olvido de la mitad de las cosas que veo en los trailers o leo en los blogs XD

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008