¿Cómo empezó todo? Génesis friki, 1a parte: el desencadenante

El otro día hablaba con una amiga sobre aficiones, cuando de repente me preguntó, tal cual: "¿Cómo te volviste así?"... O_O A lo que le contesté: "Muy fácil, come mucha hamburguesa, pizza y pica entre horas, ya verás". Me interrumpió y me dijo "No, me refieo así de raro, así de friki, con tus cómics y tus cosas". Todo esto vino a que la tenía agregada (aún la tengo XD) en facebook, y allí hay un enlace a este blog, y cuando lo leyó pues parece ser que flipó puesto que creía que yo era "normal"...


Bueno, me he enrollado más de lo normal, pero pa que sepáis de donde salió el tema.


La conversación no fue más allá pero estuve dándoles vueltas al asunto, y como tengo muy buena memoria pues analicé todos y cada uno de los momentos frikis de mi vida que me han llevado hasta aquí, uno por uno, hasta llegar al desencadenante de ello, justo el momento exacto en que si hubiera tomado otra decisión quizá no estaría aquí (o sí, eso nunca se sabe), y lo encontré: el día que compré el n.6 del manga de Ranma 1/2. Jaté tú. Os relato.


A mi de pequeño me gustaba leer tebeos y lo flipaba con Superman, así como con el resto de dibujos animados, pero nada más, en serio, nada más. Era una afición como cualquier otra, pero no más que jugar a las chapas o al churro, media manga, manga entera... Por aquel entonces me aficioné a una serie que había comenzado en tv3: Dragon Ball. Me gustó mucho y seguí todos los capítulos, es más, en el cole e incluso más tarde en el instituto traficábamos con fotocopias de dibujos originales de la serie que ninguno sabíamos de donde habían salido. Desconocíamos por entonces el término manga y demás. Hasta que un día me cuentan que van a publicar un cómic de Dragon Ball, imaginad nuestra cara cuando vimos que era en blanco y negro y que de un estilo ligeramente diferente al de la televisión.


No hice mucho caso al asunto y seguía comprando la serie hasta que descubrí poco después en Antena 3, Ranma 1/2. Oh, que gran serie y encima me dijeron que ¡ya había un cómic! No me lo podía creer, así que acudí raudo y veloz a la tienda y por 275 pesetas me compré el n.6 de Ranma 1/2, pero.... ¡¡que narices, está en blanco y negro también!! Justo en ese momento descubrí lo que era el manga a través de comentarios y artículos, el manga me gustó tanto que decidí que a partir de entonces sería un ávido seguidor de series manga. Y ese fue el momento, fue ese día y con ese número que me aventuré al mundo del cómic japonés.


Y así fue, empecé a informarme sobre el tema, sobre colecciones, sobre el vocabulario (qué era un mangaka, un otaku...), sobre otras series ya emitidas y que venían también del papel. Empecé a coleccionar todas las series, y cuando digo todas me refiero a todas. Durante años y años fui un gran seguidor del manga, esto me llevó a Salones del Cómic, del manga, de Japón, etc... Fue una etapa bastante loca porque incluso descubrí que había series de animación que me quitaban el sueño (KOR y Alegre juventud). Ya no tenía bastante con él manga, necesitaba videos, tarjetas, posters, etc...


Hasta que vino el aburrimiento y llegó el cómic americano, pero eso os lo contaré mañana ;)

6 comentarios:

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Interesante tus comienzos frikis XDDD

Estoy deseando ya ,leer la segunda parte XDD

Saludos

Kaworu dijo...

Creo que prefiero no ahondar en mis comienzos frikis. De todos modos descubrir que el manga era en banco y negro fue un palo para todos XD

Slade dijo...

Esa historia ya la conozco, creo que la habias contado ya alguna vez ¿no ? ^_______^

Superman95 dijo...

Te me adelantaste con la idea. Mi frikismo comenzó hace 30 años, en junio de 1979, cuando a la tiera edad de 4 años, mi madre me llevó al cine para ver "Superman La Pelicula"....
pero ya hablaré de eso en un futuro post. Esperando la continuación de la historia.

marguis dijo...

Mi frikismo empezó con la ciencia ficción... que mi madre me llevara a ver La guerra de las galaxias marcó un antes y un después en mi vida... si luego leí comics... fue porque me recordaban esa sensación de ingravidez mental, cuando sabes que estas viendo algo fantástico, casi mágico, que no tiene nada que ver con la realidad... aunque podría remontarme aún mas lejos y hablar de mis abundantes (y rarísimos) amigos imaginarios que tenía a los tres años... al parecer hablaba como una cotorra con ellos... yo no me acuerdo... me lo han contado xd.
La cuestión es que, en verano, y como mis padres trabajaban, nos dejaban a mi hermano y a mi solitos en casa. Ellos salían por la puerta a las 7:00 y a las 7:05 ya estábamos poniendo en el video La guerra de las galaxias... seguida de El imperio contrataca y luego El Retorno del Jedi... que acababa justo a tiempo para ordenar la casa justo antes de que volvieran mis padres... y así todo un verano!!! Cada día!!!
Cuando lo pienso es que me estremezco, cómo fui capaz de algo así solo se explica por mi corta edad y mis ganas de flipar con una nave espacial!!!

Anónimo dijo...

Nunca he sido otaku (¿se les llama así?)pero Ranma 1/2 y Dragon Ball (cuando Goku era pequeño) son series muy entretenidas y divertidas.Junto con Dr.Slump,yo diría que deberían ser de pase obligatorio en los colegios.

Espero con impaciencia la segunda parte.

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008