Ya sé que le falta al coche fantástico

El remake de nuestro querido Kitt está funcionando bastante bien en Estados Unidos, o almenos así lo demuestran las audiencias. De momento, independientemente de la película, sólo llevan 6 capítulos de la nueva temporada y aunque me gusten bastante llevaba días dándole vueltas a aquellos puntos de la serie que me disgustaban pero que todavía no había descubierto.

Es cierto que nunca estamos contentos con nada pero estoy satisfecho con las novedades de la serie, aunque hay algunas que son las que, en mi opinión, la están echando a perder. Ahora bien, no son todas malas, ni mucho menos. El nuevo KITT tiene algo que le faltaba bastante en la serie antigua: vulnerabilidad. Pese a toda la tecnología, dispositivo y demás cosas imposibles que está haciendo (aunque por eso lo llaman coche fantástico) nuestro querido amigo es más dado a accidentes y explosiones que otra cosa. Vale que el antiguo sufrió dos grandes destrozos, pero es que aparte de eso no lo podían ni tocar, el nuevo es otra historia. El nuevo incluso necesita reiniciarse para poder continuar después de una dura batalla o incluso de un batallón de técnicos e informáticos que le den soporte en los momentos más decisivos. Quérais o no, esto le da más emoción a la serie.

Ahora bien, aparte de todo eso, finalmente descubrí que dos aspectos de la serie son un lastre:
1-Los secundarios, hay demasiados. De verdad, sobran desde los agentes del FBI hasta los dos técnicos de soporte del coche, con Mike, la chica y su padre tendría que ser más que suficiente. Una cosa es que sean nuevos tiempos pero recordemos que la filosofía de Industrias Knight en los 80, y de la serie en si, era la de un solitario salvando el mundo únicamente a lomos de su automóvil.

2-El coche por dentro. Tal como lo oís...en este caso leéis. Uno de los grandes atractivos de KITT era que por dentro era supermoderno, diferente, genuíno y espectacular. Ya no lo es, en el siglo XX hemos visto tantos coches modernos que es difícil sorprendernos, pero la gracia estaba en que todos queríamos estar al volante de esas consolas con luces, números digitales y pantallas. En definitiva, te daban ganas de robar el coche. Este no, es "normalito" por dentro, sin ningún rasgo hipermegacaracterístico que te provoque ese sentimiento de: "quiero ir a una convención friki y subirme en ese coche".

En fin, esperemos que la serie siga funcionando porque a mi me gusta y os dejo con otra de las cosas buenas de la serie, la música del opening ;)



5 comentarios:

Dani Serrano dijo...

Y de donde te la estás bajando?? Yo solo ví la peli para bajar :(

Conner Kent dijo...

ahhh nuestra querida mula :)aunque tambien tienes series yonquis :)

- YOGUR - dijo...

Pues tranquilo Conner porque según noticias USA a los secundarios les queda poco tiempo de aparecer por la serie :)

Ximi dijo...

Lo que le falta sin duda es Deivid Jaselfor

Conner Kent dijo...

yogur-ala, en serio? O_O no me extraña, es que son un relleno más prescindible que las letras del final.

ximi.que va, ese ya saliói en la peli XDD

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008