Mi primer Hellboy

La primera vez que vi a "rojo" fue en la sala de un cine, y sólo sabía dos cosas de antemano: la peli estaba basada en un cómic y que me iba a gustar. ¿No habéis ido alguna vez al cine con la sensación de que la película va a ser la leche y resulta ser cierto? Entonces no hay más que explicar.


Ahora bien, como siempre, y debido a la cantidad de series de cómic que compraba (menudo destrozo ha provocado en mi vida comprar tanta mierda) no tenía ni pelas ni tiempo para adentrarme en Hellboy. Así que ahí estaba, en la estantería de la tienda de tebeos, semana sí y semana también, sin poder echarle el guante y ni siquiera mirarlo. Leía comentarios aquí y reseñas allá, positivas en su mayoría, adulando al creador, guionista y dibujante. Después llegó el Salón del Cómic de Barcelona de 2009, donde Mike Mignola estaba invitado y aproveché, con todo el morro del mundo a leer un poco... joder, qué pasada. Para colmo habían hecho unas reediciones realmente buenas, pero caras y eso me echó bastante atrás a la hora de comprarlas. Como poco después la economía se me resintió un poco pues ahí quedó el intento de seguir el cómic. Almenos hasta la semana pasada.


Tener una sección de cómics en la biblioteca pública de tu ciudad tiene grandes ventajas, nunca me cansaré de repetirlo, y una de ellas es poder deleitarse con todo aquello que no puedes comprar. Así que tuve la suerte de encontrarme ni más ni menos que con el primer (a mi entender) número de la colección: Hellboy Semilla de la Destrucción. Algo más serio a lo que estaba a leer del personaje, pero también es cierto que son los inicios, una historia fantástica pero lo mejor de todo, algo con lo que se me llena la boca al hablar es del estilo artístico y narrativo de la obra. QUÉ-GOZADA, ese continuo juego de sombras, el estilo propio que tiene el autor y que hace del cómic algo inconfundible y característico. No tiene desperdicio alguno, en todos y cada uno de sus aspectos. ¡Pero si hasta me lo leí tres veces! ¿Sabéis el típico cómic del que no os cansáis nunca? He aquí un ejemplo.


Y todo esto para decir que, ahora que he limitado bastante las compras, voy a poder de vez en cuando permitirme el lujo de comprar un tomito de la nueva edición, y eso sí que va a quedar de puta madre en mis estanterías.

7 comentarios:

PAblo dijo...

Pues a arrasar con la biblióteca que Mignola incluso en sus momentos más flojos resulta interesante.

Impacientes Saludos.

Pater dijo...

grande Mignola, muy grande

yo leí Hellboy gracias a que me lo dejaba un colega que disponía de más economía que yo XD

saludos!

Slade dijo...

Ya vuelve a estar todo en su sitio en la biblioteca? Tengo que pasar-me un dia =P

GO dijo...

Enhorabuena a los premiados, claroquesí!

Goku_Junior dijo...

Jejeje a mi me paso lo mismo! Nunca me había atraido el personaje y vi las dos pelis y me molaron. Un amigo me dejó unos cuantos tomos y ahora entiendo las buenas criticas al personaje y al artista. Pero sí, es una mierda que cuesten tanto los tomos.

Conner Kent dijo...

pablo-Bueno, de momento sólo hay ese, tienen que poner el resto :(

pater-ains, yo necesito un colega así jajaja

Slade-No, no que va, a ver si acaban de arreglar la sección

go-premiados? donde? O_O

goku-pero a veces no importa pagar cuando es tan bueno... viendo lo que pagamos por algunas cosas :(

Merrick dijo...

Descubrir por primera vez los Hellboy de Mignola es una gozada. El universo de este personaje es muy atractivo, sobre todo gracias al estilo de dibujo y al tono de las historias.

Lo malo es que poco a poco se han ido convirtiendo en meras anécdotas y poco más, pero no podría dejar de comprarlo.

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008