La elegancia del erizo, de Muriel Barbery. Como sobreviví a una lectura tortuosa

Tortuosa, horrible, infructuosa, traumática...etc... llamadlo como queráis, pero la lectura de este libro ha sido de lo peor que he tenido en mis manos, mucho peor que La Historiadora. Y no es porque sea una mala historia, ni mucho menos, es una historia genial, es la forma en la que está escrita ¡por dios! que metan a esa tia en la cárcel! Eso sí, es la última vez que me pasa, de todo se aprende.


Acabé este libro hace una semana y menuda experiencia. Todo empezó cuando el librero de la biblio de mi barrio me lo recomendó, así como había hecho con otros títulos. La historia tenía muy buena pinta: nos narra la historia de dos personajes en concreto: La señora Michel y una niña de 12 años llamada Paloma. Las dos tienen en común que viven en un lujoso edificio de París. Ahora bien, la señora Michel es la portera y la niña la hija de un ministro. Aparte de eso las dos son personas muy inteligentes, algo fuera de lo normal, con una visión particular del mundo. Al mismo tiempo que la señora Michel intenta guardar las apariencias de mujer fea y portera normal y corriente, Paloma tiene previsto suicidarse en unos meses. Todo cambia con la llegada al edificio del señor Ozu, un japonés jubilado. Hasta ahí mola ¿verdad?
Bien, en primer lugar, la redacción es horrible. Aunque claro, es mi opinión, aquí para gustos colores. Odio, odio, odio, las lecturas cargantes, con párrafadas densas tanto en extensión como en vocabulario sólo por el hecho de que parezca que quieren demostrar cierta técnica a base de eso. Lo ooooodiooooo. Pues así todo el libro. Para colmo todos los personajes, a la hora de desarrollar sus pensamientos, utilizan este mismo estilo literario, con lo cual les resta credibilidad.
En segundo lugar el libro tiene 370 páginas. Algo que no supone un problema, de no ser porque el señor ozu aparece justamente en la página 150. Ni que contaros tiene lo que tuve que aguantar hasta ese punto. A partir de la página 80 tuve que utilizar la lectura en diagonal. Aguanté porque quería ver que sucedía al aparecer este personaje y por alguna historia suelta en medio que me llamó la atención, nada más. 150 páginas es lo que tiene el libro de I'm a Legend...imaginad el tiempo perdido.
En tercer lugar, la historia te engancha con la llegada del japonés, algo realmente cruel puesto que el único motivo por el que seguía leyendo era por orgullo y curiosidad de ver qué ocurría. Ya ni os cuento como acaba el libro porque me sentí como si al final de un largo pasillo la autora me esperase con un martillo para atizarme en mis narices diciéndome: "¡por gilipollas!¡Eso por haber aguantado tanto, so capullo!" ¬¬
La próxima vez que vea algo así, en la página 80 lo dejo, palabra.

7 comentarios:

vid's dijo...

Yo todavía tengo en el escritorio la Historiadora a medio terminar, pero joder, es que hay momentos en que es tedioso hasta el aburrimiento. Si dices que este es peor encima, apaga y vámonos.

Getzsemane dijo...

¿A que se muere el Japo?

De fijo.

Yo tengo varios libros empezados y jamás terminados por los mismos motivos, aunque claro, los mios son brasas históricas como "Emma" de Jane Austen y "Madame Bovary" de Flaubert, que no hay humano que aguante...

Carlos dijo...

A mí ya me ha pasado algo parecido con muchos libros, pero soy de los que tienen tanto orgullo que nunca dejo un libro a medias, cabezón que es uno :P

Conner Kent dijo...

vid's-pos ya sabes o lectura en diagonal o pillas otro ;)

getzsemane-jajajaja noo. Pues mira, llevo tiempo queriendo leer alguno de Jane Austen, a ver si me recomiendas alguno por donde empezar

Carlos-eso me pasaba a mi hasta ahora :(

Dani Serrano dijo...

Yo salvo el Silmarillion, todo libro que he empezado lo he terminado por cabezonería y siguiendo la táctica de la lectura diagonal... pero ha habido alguno que daba auténticos dolores de cabeza. Dile al que te lo recomendó que se haga una revisión o algo :P

Anónimo dijo...

Uno de Jane Austen (pero estás seguro?): Orgullo y prejucio.Sólo por el vicario y la madre vale la pena. "Emma" es un peñazo. Y no vale la pena perder el tiempo en un libro con el que no puedes, imagínate que podrías estar aprovechando para leer aquel que es el mejor de los que has leído en los últimos años. Yo estoy leyendo por cierto el de Barbery y es verdad no me está enganchando...

Getzsemane dijo...

Orgullo y prejuicio triunfa muchísimo!!
Pero, mi querido Conner, habiendote leido que Fruits Basket te parece el mejor shojo... creo, que definitivamente tu libro de Jane Austen puede ser Sentido y Sensibilidad.
La abadía de Northanger creo que te gustaría también.

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008