BEING HUMAN DICE ADIÓS

CONTIENE SPOILERS del final de la serie
 
Desapercibido ha pasado el final de la versión americana de Being Human, que no me esperaba cuando en uno de los resúmenes de próximos epidosios los anunciaban como series finales. Ala, así, de golpe. Sin necesidad de ser una serie de éxito arrollador, Being Human se hizo con los telespectadores, al menos conmigo, gracias ni más ni menos que al carisma de sus personajes, convirtiéndose en una de esas maravillas de la pequeña pantalla que recordarás siempre por echar de menos a sus protagonistas: Aidan, Sally, Josh y Nora. 

Bien podría decirse que ha sido un final precipitado, pero teniendo en cuenta que las temporadas contaban con una media de 12-13 episodios y, que desde el 4x01 te han ido colando la trama principal, ha sido más que acertado. Si bien se han sacado de la manga el romance entre Aidan y Sally la verdad es que no desentona para nada, ya que te lo van colando poco a poco episodio a episodio de manera que no rechina demasiado. Ahora bien, quizá eso sería lo único reprochable ya que el resto ha sido una maratón en la que casí me quedo sin uñas en los tres últimos episodios. 

Me ha parecido genial el "enemigo final", ni más ni menos que la propia casa (que también era un personaje más de la casa), convertida en un eje e imán del mal por todo lo ocurrido en ella en los últimos años. Hay personas a las que les ha parecido terrible el "What if" de qué hubiera pasado si Sally no hubiera muerto, pero me ha parecido una forma muy buena de reforzar la relación entre ella y Aidan de cara al final. Un final donde os aseguro que más de una lagrimita se me escapó; para empezar, con el sacrificio de Sally, haciendo algo flipante como dándole su alma a Aidan y convirtiéndolo en humano. La relación de Nora y Josh reforzada más que nunca gracias al bebé, que ya te justifican previamente cómo va a ir su vida con él gracias a la pareja a la que ellos ayudan a parir un bebé-lobo.

Todo ello para un episodio final que no sólo te pone de los nervios sino que contiene un justo y digno final a sus protagonistas. Josh y Nora juntos con hijos, Sally desapareciendo y Aidan, por fin, muriendo. Y porqué digo por fin, pues porque... cojones, a cuanta gente se ha cargado ya?! Deja bien claro que los vampiros no tienen remedio y que si hubiera seguido vivo más personas inocentes hubieran muerto. De modo que sí, mejor al otro lado con Sally. De esos momentos finales que, pese a todo, te dejan con una sonrisa.


A los cuatro, os echaremos de menos.

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008