Detective Conan, otro caso de habitación cerrada

Ran había sido la encargada de coger el teléfono a las 7 de la tarde, el inspector Megure había hecho llamar a Mouri por algo que a Conan le llamaba mucho la atención: un caso en una habitación cerrada.
Parece ser que un anciano banquero, el sr Harlock, había sido asesinado en su casa, en las afueras de la ciudad. Megure les puso al día en cuanto llegaron.
-Lo han encontrado su hermano y su mayordomo cuando lo han llamado para que firmase una factura que el técnico de televisión se le había olvidado que firmase. Éste vino a las 16:30 y luego volvió a las 18;00. En fin cuando volvió, el mayordomo llamó a la puerta pero no la abría, así que después de mucho llamar, él y el hermano la echaron a bajo. Y bueno, lo encontraron todo tal y como vais a ver-relataba misteriosamente el inspector- Además la puerta del balcón estaba cerrada y las cortinas también, por otro lado no hay ni rastro del arma homicida.

Mouri entró en la habitación, la cual estaba toda enmoquetada, las cortinas estaban echadas tal y bomo había dicho Megure. A mano izquierda había un enorme televisión, enfrente a mano derecha un sofá y al lado del sofá estaba el cuerpo. Era una habitación muy simple, sin decorar, pero el equipo de video y audio era muy sofisticado.
-Al señor le encantaba encerrarse aquí a las cinco todos los jueves como hoy para ver su serie favorita, era un maniático de la imagen y el sonido, por eso tenía este cuerpo especial para visionar, se encerraba con llave antes de las cinco y no quería que nadie le molestase..
-¿Y usted no tenía llave?-preguntó Kogoro.
-No, el señor tenía la única llave de la habitación, yo nunca entraba, ni siquiera para limpiar, bueno, excepto ayer
-¿Qué pasó ayer?
-Fue la primera vez que se rompió el televisor y vino el técnico, el señor no estaba, así que me dejó la llave para que abriese yo, pero hoy ha tenido que volver. En cambio hoy se ha encargado de todo el señor. Cuando se fue el técnico, echó la llave, como siempre.
-Todo es cierto-dijo Megure- hemos visto como el técnico salía de la habitación con su escalera y sus herramientas.

El pequeño detective iba escuchando mientras observaba atentamente el cuerpo: “así que cuando se fue el técnico, antes de las cinco, ya estaba vivo.... tiene un buen golpe en la cabeza, le han dado con algo muy fuerte y pesado, además de grande, lo increíble es que no hay ni rastro del arma en esta habitación...”
-Mi hermano se pasaba todos los días que hacían una buena película y sobretodo los jueves a las cinco encerrado en este cuarto-declaraba Yatta, el hermano del señor Harlock- Yo mientras, me dedicaba a jugar al billar en la sala de juegos y es lo que he hecho hoy, no he salido de allí para nada, además nunca he entrado en este cuarto.
-Yo antes le preparé el café y las pastas como cada día, y el mismo señor vino a buscarlo-prosiguió el mayordomo-luego he estado limpiando el sótano toda la tarde.
-Pues no entiendo porqué el señor no lo dejaba limpiar-intervino Ran-porque menudas manchas hay aquí.
Todo el mundo observó dos manchas. Aunque una de ellas más que una mancha parecía un hueco en lam oqueta, como si faltase algo, algo cuadrado y grande al lado de la pared. “Seguro que ahí estaba el objeto con el que le golpearon”, pensó Conan.
En cambio la otra mancha era diferente, era algo menos grande y la parte central estaba algo húmeda.
-Mejor que abramos la ventana que da al balcón-intervino Megure-Agente, corra las cortinas y abra la puerta, ...aquí hace demasiado calor.
-Es verdad-Dijo Conan- hace demasiada calor.
-Si-respondió a todo eso el mayordomo. No se como, pero la temperatura de la casa había sido subida, yo al estar en el sótano, que no tiene calefacción, no me enteré.
-Yo si me di cuenta-dijo el hermano de la víctima-pero tampoco hace tanta calor.

El balcón, de dos pisos de altura, daba a un bosque. Conan pensaba que el asesino ni había entrado ni salido por el balcón, puesto que la mancha de sangre que se extendía del cuerpo no llegaba al balcón y había manchado las cortinas y la ventada. Por otro lado por su mente rondaba una pregunta “¿Qué son esas dos manchas en el suelo?” El café estaba intacto, al igual que las pastas y la botella de agua “este hombre....murió poco antes de las cinco, antes de empezar la serie, estoy seguro”
Conan preguntó al mayordomo y éste le respondió que cuando encontraron el cuerpo la televisión estaba encendida.
Había demasiadas preguntas y todas sin respuesta: ¿con qué lo golpearon?¿qué eran esas manchas?¿había una confabulación entre el mayordomo y el hermano?¿cómo salió y entró el asesino si la puerta estaba cerrada?
Muchas preguntas, demasiadas, Conan estaba totalmente despistado, así que se dirigió al balcón a tomar el aire y jugar con su balón para centrarse.
-Conan ¡aquí no se puede jugar!-Ran lo regañó como siempre-¿no ves que puedes tocar alguna prueba o incluso romper esa tele?
“Un momento...esa tele...” Conan y todo el paisaje se reflejaban en la pantalla. Levantó la cabeza y vio que el sol se estaba poniendo a su derecha... El pequeño se quedó en el marco de la puerta del balcón, observando la televisión....cuando de repente...
-¿Qué es esto?-una gota había caído sobre la cabeza del pequeño-parece agua...
Conan miró arriba y vio encima de la barra d la cortinas una pequeña mancha húmeda, tenía que averiguar que era aquello. Así que cogió su pelota, y cuando Ran, Megure y Mouri salieron por la puerta, la chutó hasta que quedó colgada encima de las cortinas, a la altura de la mancha.
-Agente, agente-Conan llamó al guardia que había en la puerta vigilando el cuarto. Mi pelota se ha quedado colgada aquí arriba ¿me puede ayudar?
El agente así lo hizo, después de fruncir el ceño, y subió al pequeño hasta la altura de la pelota. Mientras, Conan observaba una mancha húmeda en la pared, y las cortinas algo mojadas por la parte de arriba.
Una vez estuvo abajo, el pequeño detective se quedó mirando la televisión y pensó : “¿porqué alguien tan obsesionado con la imagen y el sonido pondría la televisión donde la luz del sol justamente a las 5 de la tarde se refleja y no deja ver nada?....jejeje, creo que ya he resuelto el caso.
¡¡Sorprendente!! Conan ha resuelto el caso, manchas, televisiones, balcones, cortinas....¿te atreves a intentarlo? Es más fácil de lo que parece...

 


The man of tomorrow - Templates Novo Blogger 2008